"ME HUBIESE GUSTADO
SER BATMAN"

SHOW

Radagast es un comediante, no cuenta chistes en el sentido clásico del 'cuentachiste', su uso indiscriminado de diversos lenguajes lo vuelve inclasificable.

El clown, la actuación, la magia, el canto, la música, la danza, el stand-up comedy, los malabares y las acrobacias son algunas de todas las piezas que Radagast junta en un universo en permanente evolución.

Radagast pondera la belleza, la sorpresa, el juego y la risa. Radagast sabe que no hay algo más profundo, intuitivo, ancestral y revolucionario que la risa*.

Su show se adapta a las necesidades de cada cliente, sin perder su peculiar identidad. Por esta versatilidad y singularidad es contratado por instituciones públicas y privadas, gobiernos, municipios, empresas, productoras, corporaciones y grupos multimedios.

Su trayectoria y originalidad le ha valido el reconocimieno en todo el mundo por parte de sus pares y público, y una trascendencia sin parangón en toda América y Europa.

Lo que hace de Radagast una artista infrecuente y extra-ordinario es la consistencia de su guión, su pertinente puesta escénica, la inédita red que crean sus múltiples lenguajes, y la disruptiva complicidad con el público.

Un payaso desfachatado, idealista y creador de mundos.

VIDEOS

"EL CAFÉ CON LECHE
LO TOMO FRÍO"

BIO

Me llamo Agustín Aristarán, nací en Bahía Blanca, al sur de la provincia de Buenos Aires y para sorpresa de muchos, en una familia normal: padres trabajadores, hermano dos años mayor, familia ruidosa y numerosa en primos. A los 8 años tocaba la batería en una banda de jazz y a los 12 hacía un espectáculo de comedia y magia callejera en la plaza central de una de la ciudades mas reaccionarias del sur del país.

Cerca de los 20 años me vine a Buenos Aires donde, con los años, encontré mi voz en el mundo de la actuación, la comedia, la magia, y el show business, incluyendo la participación en segmentos televisivos, ficción para cine, conducción y entretenedor en todo tipo de eventos públicos y privados.

En Buenos Aires consolidé mi marca Radagast y su particular impronta (la del personaje que -como todos saben-, no soy yo, por eso hablo de él en tercera persona, más de uno dice que tengo problemitas). Radagast fue materializando su evolución en diferentes shows teatrales de autoría propia (guión, puesta y dirección) que lo llevaron a lugares impensados: España, Estados Unidos, Latinoamérica y a casi todas las salas del país, hasta la austral Usuhaia. En Buenos Aires trabajé en los teatros más under de la comedia porteña y también con el espectáculo “Radagast contra los delfines” (ojo con los delfines que ellos saben cosas que nosotros no), me di el lujo de colgar el cartel “localidades agotadas” en la prestigiosa sala Maipo, de la emblemática calle Corrientes.

Mis amigos lo llamaron suerte, mi familia talento, mis colegas una mezcla de estas dos + una cierta capacidad de autogestión. Yo lo llamo serendipia: descubrimiento o hallazgo de algo que acontece mientras uno está buscando otra cosa. Y yo siempre estuve buscando hacer reír.

Mi humor y mi arte habitan el universo del absurdo y en lo absurdo todo es posible. En el tono surrealista del circo conviven un tira fuego, una contorsionista, dos leones, un elefante flaco, un domador, dos mellizas que no fueron separadas al nacer y tres enanos con botas de lluvia. Ahí donde las reglas que conocemos ya no aplican, es donde me gusta jugar.

En mis inicios la magia, el clown, el arte callejero, y la música anclaron mi propuesta, hoy me sigo desarrollando como guionista, director, comediante y actor. Pero de algo estoy seguro, cuando llegue la serendipia, me va a encontrar jugando.

hola@soyradagast.com

@soyradagast

buenos aires, argentina.